Afuera


Afuera hay ruido
de micros y colectivos
                                                               Afuera hay ruido
                                                               de casas y centros comerciales,

perros y gatos
metiendo ruido en los patios y los tejados,
                gente que sale y entra
                por puertas y ventanas
                                                               [incluso hay gritos de auxilio que se pierden
bajo el punchi punchi de un reggaetón]

se nos va la vida al ritmo
del ruido urbano,
                bullicio que despierta
                hasta los dormidos
                del cementerio municipal

¿habrá espacio para la literatura y la vida en todo este ajetreo?
- me pregunto algo desesperado,
salgo corriendo a toda prisa
creyendo ser libre en mi albedrío
pero me atrapan las rallas
de un paso de cebra
                y ya es tarde…

                               se ha dictado la sentencia a mi imprudencia;
                               ahora soy parte del ruido y del paisaje de la gran ciudad/
                               ...y más le vale que salga de mi camino porque voy apurado.

2 comentarios:

Gonzomann dijo...

Qué buena.
Está super legible y ameno. Se destaca la gracia que querís mostrar.

Aunque no me gusta la palabra "tejado", quizás aquí la encontré fuera del tono del poema.

saludos

diosaoasis dijo...

Me gusto que escribes de lo que ves.

Saluditos.

Publicar un comentario