Nos Olvidamos


En su rostro había olvido,
y era de ese típico olvido
que todos hemos sufrido
 porque uno a veces olvida mirar arriba,
olvida el cielo, el cosmos, galaxias y estrellas,
o los pájaros en sus nidos
o los gatos en los tejados.
Los olvidamos

así como también olvidamos
mirar el suelo
y saludar -de vez en cuando-
 a nuestra sombra,
o sacar la ropa sucia debajo de la cama.
y lo peor
-y esto lo digo en serio-
porque también olvidamos
visitar  a nuestros muertos en los cementerios,
o a un pariente enfermo que está lejano.
Los olvidamos

porque olvidamos mirar arriba o abajo,
porque solo miramos al frente como los caballos,
y todo lo demás lo olvidamos
porque somos seres hechos de olvido.
Nos olvidamos

1 comentarios:

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Yo no te olvido Anthar, tal vez ella tampoco.

Muy sentido poema.

Arazos alados!

Publicar un comentario