El Cisne Blanco y Brooklyn Bridge



Un cisne se fue cantando
botella en mano
saliendo del bar.


Bailaba
al ritmo de un blues
y cantaba
en el idioma propio
de los borrachos.

Un cisne se fue cantando
y bailando,
era blanco blanco
y traía zapatos rojos.

Se fue bailando y cantando
con rumbo al Brooklyn Bridge
(puente de poetas)
el cisne blanco
que a esa hora tambaleaba.

Una extraña sombra la observaba,
y dejaba su huella:
una pequeña gota de sangre
que manchaba la blancura del cisne
(y todos sabemos que se trata de la muerte)

Los vi a las 4.15 de la mañana
bajando sin prisa
por las oscuras calles
de Brooklyn.

La muerte y un cisne al ritmo del blues saliendo de un bar con destino al Brooklyn Bridge ♫.
(El olor a suicidio era insoportable)

3 comentarios:

Alguien dijo...

Bueno este poema
y además, usaste uno de los recursos maestros que no voy a decir acá, pa que no copien las técnicas superiores jajajja

saludos

Diana Ƹ̴Ӂ̴Ʒ dijo...

Hola Anthar:

De casualidad llegué a tu blog y me han gustado mucho tus poemas, escribes muy bien ¡Te Felicito!

Saludos.

RENATO VIDAL S. dijo...

escribes super, lineas llenas de emoción un placer leerte, saludos.

Publicar un comentario