Campanadas



El ritmo de la ciudad lo marca el tiempo y las campanas.
campanadas a la hora del recreo,
                                                    el descanso para horas de encierro en el aula.
Campanadas para la misa de las siete,
                                                    el llamado para los devotos.
Campanadas y más campanadas del reloj de la plaza a cada hora que pasa.
                                                       
                                Talán
                                talán
                                    talán

Campanadas,
en la ciudad y en el poema.

0 comentarios:

Publicar un comentario