Orgasmo


Brotó violento el chorro de tinta
eyaculada de mi mente extasiada
mientras escribía un haiku,
pues ni tú te imaginabas
ver una musa despedazada
en tres tristes versos
-amor, locura y muerte en tu cuarto
tras tres cuarto de hora de sexo.

0 comentarios:

Publicar un comentario