Otoño

El sonido de un leve crujir de hojas
me despierta
ya es otoño...

La mañana neblinosa
me cubre con su llovizna
camino con las manos en los bolsillos
mientras mi mente se pierde por otros mundos.
Tanto pensar en esto y aquello
me pone un poco tenso,
me siento un momento a contemplar el lugar
mi mirada se pierde en aquel árbol
que solía regar cuando era niño,
aquellos recuerdos que creía olvidados
reviven para darle paso a la nostalgia.
Tantos buenos momentos vividos
con aquellos que ya no volverán
me entristecen
pero me animo a pensar
que desde algún lugar del cielo
ellos me observan y esperan mucho de mi,
yo juré no fallarles
por eso, aunque me abandonen las fuerzas
yo proseguiré.

Sonrío,
porque jamás me he sentido solo,
incluso en esta tempestad de pensamientos
un rayo de luz
viene a mi auxilio para darme tranquilidad.
y cuando me abraza todo desaparece.

El sol se libera por algunos instantes
aunque las nubes lo volverán a cubrir,
yo espero ansiosamente el momento
para alzar mi rostro
y sentir denuevo su calor.

Dejo pasar el tiempo tranquilamente
cierro mis ojos
por un momento
para respirar un poco de paz,
siento en mi corazón
tanta calma
como si mi alma
estuviera dormida
flotando en este lugar.

Lleno mis pulmones
de este aire limpio
no quiero abrir los ojos
pero se que alguien se acerca
puedo escucharla venir
por el crujir de las hojas,
se detiene junto al árbol desnudo,
y lo contempla muy de cerca
para luego preguntar;
¿ este es tu árbol favorito verdad?
su voz serena es digna
de romper este silencio
yo me levanto, camino a su encuentro
y le respondo con otra pregunta…
¿te puedo besar?
la respuesta reflejada en sus ojos
hacen que las palabras estén demás,
tomo sus manos entre las mías
y degusto de su olor de mujer
se sonrojan sus mejillas
mientras los ojos brillan
antes de cerrarlos lentamente
para que la bese,
y yo dulcemente
deposito mi amor en sus labios...

El sol se cubre nuevamente.
mi corazón arde
con un beso de Otoño.

Readmore »»